Consideraciones sobre el conflicto salarial

La brutal estampida que sufren día a día los precios hacen insostenible los salarios de los trabajadores que dependemos del Estado.
 
Los acuerdos a los que fuimos sujeto en un tiempo, han perdido ya toda posibilidad de brindar contención.
Desde hace años nuestro sector viene planteando, mas aún atado al surgimiento de una nueva Ley de Educación , la necesidad de recuperar el poder adquisitivo de nuestro salario que década tras década, los sucesivos gobiernos se han encargado de empobrecer sin devolver una necesaria recuperación  legitima y original.
Cada vez mas, surgen nuevos códigos distorsivos, nuevas cifras en negro, y se quitan beneficios y categorías de trabajo precarizando nuestra labor.
Nuestro escalafón, el cual jerarquiza nuestra labor estableciendo categorías según nuestra antigüedad o función, ha sido aniquilado ferozmente, razón por la cual resulta comprensible el desanimo de quienes están culminando su carrera y solo reciben dadivas del Estado.
La pregunta que surge, es: ¿De qué modo vamos a sostener una educación de calidad?
Hoy se anuncia la imposibilidad del Estado para mejorar las partidas de comedores,
El plan verano todavía se encuentra en ejecución y en algunos casos las obras entregadas el año pasado ya registran problemas.
Los docentes han pretendido un año sin interrupciones en el ciclo lectivo, pero eso siempre ha quedado sujeto al atino de nuestras autoridades, las que deberán responsablemente reabrir el dialogo con una propuesta digna que contenga todas estas demandas y no siga perjudicando y deteriorando nuestros ingresos.
Un presupuesto 2009 no solo debe prever los aumentos en las dietas de los diputados y Senadores, sino seguir restituyendo la dignidad de los trabajadores que queremos una argentina mas justa.
Por eso desde A.G.M.E.R. Villaguay solicitamos con urgencia retomar una negociación seria que pueda arrancar mejoras importantes y superadoras que contengan el reclamo airado de las últimas manifestaciones de todos los docentes entrerrianos.
Mas de 10.000 personas y el no acatamiento a de la conciliación obligatoria hablan de la bronca contenida.
 
Retomamos el rumbo de nuestra lucha hacia la CANASTA TOTAL FAMILIAR, fue ese el acuerdo votado por “unanimidad” en el último Congreso de A.G.M.E.R. a fines del año 2007 que puso en vilo al Estado Provincial por el peligro del no inicio del ciclo 2008. Hoy estamos muy lejos de aquella definición y muy lejos del logro de aquella consigna. Es evidente hoy la necesidad puesta de manifiesto en la disconformidad de nuestros compañeros que señalan la precariedad de esta oferta y la pronta necesidad de contar con una nueva oferta superadora a fines de diciembre del 2008.
Sino esta muy claro que no habrá comienzo del ciclo 2009.
 
 
                                                                                             Sergio Puzio
                                                                                                Sec. Gral.
                                                                                      A.G.M.E.R. Villaguay

SALARIO DOCENTE ¿SALARIO PARA MUJERES?

Beatriz Argiroffo
 
“La división sexual del trabajo hace referencia al reparto social de tareas y actividades según el sexo-género. Este reparto varía según las sociedades y las épocas históricas, pero existe en todas las sociedades que se conocen. El reparto de “actividades” no sería tan significativo si no fuera sistemáticamente acompañado de una valoración diferencial, esto es, jerarquizada, y no tuviera fuertes y claras repercusiones en las condiciones de vida”. Carmuca Gómez Bueno, “Mujeres y trabajo: principales ejes de análisis”, papers, Universidad de Granada, 2001.
La desigualdad de género es una de las bases sobre las que se estructura la división del trabajo. Existe una división sexual del trabajo que establece separadamente la esfera del quehacer doméstico-reproductivo-gratuito-privado-femenino y la esfera del trabajo productivo-remunerado-público-masculino. Las actividades femeninas ligadas a la reproducción material y simbólica de la fuerza de trabajo no están incluidas en el concepto de trabajo, y por lo tanto no reciben remuneración.
Hay algunos trabajos considerados femeninos porque están asociados con las actividades que realizan las mujeres en el ámbito doméstico, y la enseñanza es uno de ellos.
Desde los inicios de la escuela pública en Argentina, las mujeres fueron vistas como óptimas para la tarea de educar:
“La experiencia ha demostrado efectivamente que la mujer es el mejor de los maestros, porque es más perseverante en su dedicación a la enseñanza, desde que no se le presentan como al hombre otras carreras para tentar su actividad o su ambición, porque sus salarios son más económicos, y porque se halla, en fin, dotada de esas calidades delicadas y comunicativas, que la hacen apoderarse fácilmente de la inteligencia y la atención de los niños. Con la presencia de la mujer (…) la escuela ha dejado de ser esa prisión sombría, que entristece y desalienta a los niños, para convertirse bajo su dulce influencia en una prolongación del hogar doméstico” . (Avellaneda, Ministerio de Justicia e Instrucción Pública, 1903)
Así como en casa, en la escuela ni el amor ni la entrega se cotizan. Si el trabajo doméstico es invisible y no recibe remuneración, no tiene valor de cambio ni funciona como mercancía porque es “natural” para la mujer, de la misma manera es percibida la docencia, como trabajo feminizado. Segunda madre que espera a los niños y niñas en el segundo hogar, amor, apostolado, vocación , entrega, sacerdocio, abnegación ? trabajo?.
La docencia, vista como una prolongación de las labores asignadas tradicionalmente a las mujeres en lo doméstico, es considerada un trabajo de baja calificación, ya que las cualidades de una “buena maestra” están dadas por lo que las mujeres adquieren en su socialización primaria más que lo que aprenden en su formación específica, con el agravante de que el parámetro para definir la calificación laboral es androcéntrico.
Hay algunas similitudes entre el trabajo doméstico y la docencia: dispersión de la atención en varias tareas simultáneas, resolución de situaciones imprevistas, acumulación de funciones, limpieza, minuciosidad, resistencia a la frustración, resistencia a la monotonía, establecimiento de relaciones sociales.
Otro elemento que hace de la docencia un empleo deseable para las mujeres es la cantidad de horas diarias que ocupa fuera del hogar, y nos permite no “descuidar” el trabajo reproductivo de nuestra propia familia.
El salario de las mujeres ha sido concebido tradicionalmente como una ayuda que permite redondear los ingresos familiares que debe proveer principalmente el varón. El sueldo de la mujer es complementario, y en este sentido el trabajo de la mujer es visto como optativo, prescindible y debe ajustarse al ritmo y a las necesidades del hogar.
En un acto oficial al que concurrió Obeid durante el mes de marzo, en pleno conflicto docente, una maestra se le acercó con su recibo y le preguntó si el se imaginaba cómo era vivir con ese sueldo. Obeid, que ni se lo imagina, le dijo “Debes tener un marido que gana bien”.
Esta lamentable anécdota de quien debería dar respuesta a la crítica situación de la educación en la provincia de Santa Fe, revela cómo el status de la mujer en el mercado de trabajo y la segregación por sexo es el resultado de la interacción entre patriarcado y capitalismo.
En el marco de políticas neoliberales, la tradición patriarcal provee de argumentos que permiten someter a un sector de los trabajadores manteniendo los salarios por debajo de lo necesario y lo posible para el estado provincial.

La brutal estampida que sufren día a día los precios hacen insostenible los sueldos

Consideraciones sobre el conflicto salarial 

La brutal estampida que sufren día a día los precios hacen insostenible los salarios de los trabajadores que dependemos del Estado. 

Los acuerdos a los que fuimos sujeto en un tiempo, han perdido ya toda posibilidad de brindar contención.

Desde hace años nuestro sector viene planteando, mas aún atado al surgimiento de una nueva Ley de Educación , la necesidad de recuperar el poder adquisitivo de nuestro salario que década tras década, los sucesivos gobiernos se han encargado de empobrecer sin devolver una necesaria recuperación legitima y original.

Cada vez mas, surgen nuevos códigos distorsivos, nuevas cifras en negro, y se quitan beneficios y categorías de trabajo precarizando nuestra labor.

Nuestro escalafón, el cual jerarquiza nuestra labor estableciendo categorías según nuestra antigüedad o función, ha sido aniquilado ferozmente, razón por la cual resulta comprensible el desanimo de quienes están culminando su carrera y solo reciben dadivas del Estado.

La pregunta que surge, es: ¿De qué modo vamos a sostener una educación de calidad?

Hoy se anuncia la imposibilidad del Estado para mejorar las partidas de comedores,

El plan verano todavía se encuentra en ejecución y en algunos casos las obras entregadas el año pasado ya registran problemas.

Los docentes han pretendido un año sin interrupciones en el ciclo lectivo, pero eso siempre ha quedado sujeto al atino de nuestras autoridades, las que deberán responsablemente reabrir el dialogo con una propuesta digna que contenga todas estas demandas y no siga perjudicando y deteriorando nuestros ingresos.

Un presupuesto 2009 no solo debe prever los aumentos en las dietas de los diputados y Senadores, sino seguir restituyendo la dignidad de los trabajadores que queremos una argentina mas justa.

Por eso desde A.G.M.E.R. Villaguay solicitamos con urgencia retomar una negociación seria que pueda arrancar mejoras importantes y superadoras que contengan el reclamo airado de las últimas manifestaciones de todos los docentes entrerrianos.

Mas de 10.000 personas y el no acatamiento a de la conciliación obligatoria hablan de la bronca contenida. 

Retomamos el rumbo de nuestra lucha hacia la CANASTA TOTAL FAMILIAR, fue ese el acuerdo votado por “unanimidad” en el último Congreso de A.G.M.E.R. a fines del año 2007 que puso en vilo al Estado Provincial por el peligro del no inicio del ciclo 2008. Hoy estamos muy lejos de aquella definición y muy lejos del logro de aquella consigna. Es evidente hoy la necesidad puesta de manifiesto en la disconformidad de nuestros compañeros que señalan la precariedad de esta oferta y la pronta necesidad de contar con una nueva oferta superadora a fines de diciembre del 2008.

Sino esta muy claro que no habrá comienzo del ciclo 2009.

 

                                                                                             Sergio Puzio

                                                                                                Sec. Gral.

                                                                                      A.G.M.E.R. Villaguay